Saturday, 7 June 2008

¿Circuncidar (mutilar) o no circuncidar (mutilar)?

A muchos de los que nos ha tocado tener un bebé y que éste sea del género masculino, nos hemos tenido que responder una pregunta ¿circuncidar o no a nuestro hijo? Cuando me toco decidir le pregunte al médico ¿existe alguna razón medica para mutilar a mi hijo de forma tan prehistórica y salvaje? La respuesta fue “no”, de aquí que la decisión de Mariana y mía fue no mutilar a nuestro pequeño pimpollo. New Scientist publica en línea sobre un artículo de Christopher Wilson de Cornell University donde el autor aborda el tema y concluye que la mutiliación genital (entre ellas la circuncisión) es un arma en la guerra de espermas. Los adultos acuerdan circuncidar a sus vástagos por razones de seguridad, reduciendo (tratando de) el potencial del esperma del nuevo crío, y posible futuro semental, de cumplir su cometido (fecundar a su contraparte de género). El autor prueba su hipótesis conjeturando que, de ser verdad su teoría, la mutilación genital debería ser significativamente predominante en grupos polígamos y donde el macho vive lejos de la(s) hembra(s). Sus resultados confirman su hipótesis, 48% de las sociedades polígamas practican algún tipo de mutilación genital y el porcentaje se incrementa a 63% en sociedades donde el macho vive lejos de “sus” hembras. Solo el 14% de las sociedades monógamas practican este tipo de mutilaciones. Mi respuesta al título de este post es un rotundo no, el proceso de razonamiento libre y el acceso a información son dos canales de evolución que no bebemos de desestimar, estos dos canales pueden permitir dejar esta práctica y otras en el pasado.

1 comment:

Alan Alejandro Martínez Cárdenas said...

Pues no seré médico, pero hace no mucho tiempo me la hicieron; ¿La razón?... Me dijo otro médico el cual me inspiro mucha confianza, que mas que nada es por higiene, ya sabrán las razones, si no, investigenlo... Y bueno, admito que se siente mejor tener relaciones sexuales sin esa piel que con ella... Así que... Quede a criterio de cada quién.

Nota: es medio traumático hacerlo de adulto, así que yo sí se la haría a mi hijo, bueno, dependería tambien del criterio de la madre; Pero creanme, es mejor experimentar el con y despues el si, para saber verdaderamente a que me refiero con aquello de se siente mejor.