Friday, 21 September 2007

Aproximación a la homeopatía, de nuevo...

Para los críticos de la homeopatía el paciente que acude con un homeópata se cura solo o se muere, el efecto de la homeopatía y el homeópata consiste en un efecto placebo, confort, atención extraordinaria por parte del galeno, y la creencia en que se puede y se va a curar con las pastillitas de azúcar que le recetan y venden en el consultorio. La medicina homeópata consiste en diluir el compuesto dañino en agua hasta que prácticamente no queda nada de este compuesto en el agua, sin embargo dado que el agua como otros elementos “tiene memoria”, desarrolla un efecto curativo muy singular, que no daña a quien lo toma como el medicamento alópata. Pues bien, Iñaki trae una tos de varios días, su médico de cabecera le receto un medicamento, sin embargo al hacer un poco de investigación nos enteramos que es principalmente para asmáticos y que existe evidencia ambigua sobre efectos colaterales que van desde retraso en el crecimiento hasta comezón y cefalea. Como el médico nos dijo que no tenía nada serio pero que por si acaso le diéramos el medicamento decidimos no dárselo después de revisar la información y la seriedad de las fuentes.

Unos días después Iñaki amaneció con la tos más cargada, así que Mariana un poco desesperada y recordando el consejo de nuestros compadres hizo cita con un homeópata. Cuando me entere me repateo el hemisferio izquierdo del cerebro y se me activo de más el cerebro reptiliano, a lo que Mariana reacciono (como de costumbre) con serenidad y me mando por un tubo, permaneciendo firme en su decisión de quemar dinero con el homeópata.

Pensé: 1) si no voy no tendré la oportunidad de averiguar cómo trabajan estos güeyes y me perderé preguntarle qué es la homeopatía, como funciona, dónde la aprendió, y luego refutarle sus creencias y preguntarle si existen estudios serios que demuestren la efectividad de los tratamientos homeópatas; 2) si voy, perderé mi tiempo y de seguro se me van a inflamar el par de gónadas del coraje. Decidí ir y mientras me dirigía al consultorio me iba preparando para no alborotarme de más durante la consulta.

Llegamos al consultorio y no manches. Primero la recepción, la cual atrás tiene una alacena elegante, en madera, donde guardan todos los botecitos con bolitas de AZÚCAR. La recepcionista nos dice “pasen arriba ahí hay una sala de espera donde les llamaran para que pasen con el Dr. Subiendo por las escaleras empiezo a notar que el lugar es tipo un templo religioso, colores neutros claros, luz tenue muy bien trabajada, temperatura agradable, silencio respetuoso, música de relajación y gente en un ambiente de tranquilidad y con caras que solo he visto en templos religiosos, supuestamente de paz, más bien de apendejamiento. Llegamos un poco tarde y había cuatro personas esperando, esperamos 10 minutos en los cuales hojeé una revista estupendísima que contenía principalmente anuncios chic, artículos sobre yoga, alimentación, fiestas nice, como vestirte para que te acepten como gente bien, la importancia de mantenerte relajado y dos paginotas de horóscopos.

Pasados los 10 minutos sale una ñora con toda la finta de que acababa de salir del confesionario y que estaba lista para enfrentar la vida con vigor y salud. Llaman a una de las personas que estaba en la sala de espera y pasa al consultorio. Mariana pregunta a las demás a qué hora tenían su cita, las repuestas fuerón a la 1.20, 1.30 y 1.40 respectivamente, ¡para ese entonces ya eran la 2.30! Mariana se reenchila y le dice “a mí también me dieron cita a la 1.40; a lo que yo respondí, así le hacen, como en los antros, que haya manada para que parezca que tienen mucha gente y hacerse de fama. Mariana dijo “no tengo tiempo de estar esperando, vámonos”, a los que los demás reaccionaron con extrañeza.

Mi impresión: Efecto placebo, ambiente de relajación, consuelo y atención cura a la gente. No la homeopatía. Esta gente son defraudadores y lo triste es que embaucan a mucha gente.

Por otro lado, la neta, que poca de los medicuchos que te hacen esperar, que poca madre. Uno va enfermo y los muy chingones te dejan esperando 30 minutos o más. Hay güeyes muy buenos pero otros son tan mamertos que dan ganas de darles un zape, otros se nota que solo les interesa juntar para los bastones de golf, agrandar la casa chica y comprarse un carro deportivo ahora que ya no paragüis. El que te vean el culo, te manoseen tod@, te hagan hacer lo que dicen sin que digas pio, les da un poder muy grande sobre nosotros ¿quién lo regula? ¿Son los reguladores tan débiles como la COFECO, COFETEL y la PROFECO? Creo que sí, así que solo nos queda regularlos nosotros mismos. Exijamos un trato digno, respeto y sobre todo que no nos roben a los médicos que andan por el lado obscuro de la fuerza. A los que no han perdido la integridad mi más profundo respeto y admiración.

3 comments:

Alan Alejandro Martínez Cárdenas said...

Que barbaridad... debo de admitir que narras tu vida de una manera muy peor muy interesante. Hay personas cercanas a mi que me recomiendan cuanta jalada natural les digan, sean verduras, bebìdas, o caca de vaca, al caso va para donde mismo jajaja. A esto siempre alego algo...

Se perfectamente que lo antural ayuda mucho al cuerpo humano a regenerar o a generar algo que no tiene, da vitaminas, energia y cuanta ·&%$$%/&% les pueda decìr; Pero siempre me pongo a pensar... Por que de dser tan efectivas esas recetas naturales, no lo usan los seguros por ejemplo; saben cuantos millones ahorrarían de solo darles vegetales a los moribundos???...

Creo que lo natural hace muy bien, pero no croe que sea el efecto similar o mejorque la medicina; confio ampliamnete en la ciencia y la medicina, por algo existen no creen?... tal vez la medicina haga en ocasiones algún mal pero a fin de cuentas, te sigue manteniendo vivo y sin dolo, que no es ese el fin?.

Hace tiempo que no voy con el "chochero", y la verdad noconfio mucho en ellos... sugiero nada de medicina alternativa y recomiendo que si de sentirce mejor se trata, nada mejor que una droga legalmente recetada(medicina para el enfermo que piense que estoy incitando a alguna droga).

Confiemos en la medicina y si de sentir tranquilidad, les recomiendo poner un disco de Andres Calamaro y mandar a todos a la ·$/&%$( por un buen porro, jajaja en honor a Calamaro!!!(lo querían demandar desde hace mucho por decir unas cuantas palabras sobre un porrito).

P.D.: Creo que escribí mucho, creí estar en mi blog...

http://detintanegra.blogspot.com

Hasta pronto...

Mariana Chavana said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Mariana Chavana said...

Respecto a ese rollo de la homeopatía, los que sí creen y dicen que les ha funcionado aseguran que para que pegue el chicle hay que ser organizado (para no dejar pasar las dosis en los horarios indicados, generalmente "cada 4 hrs"), persistente (son tratamientos de laaarga duración) y paciente (por lo mismo, no ves resultados en el cortito plazo). No sé ustedes, pero para mí esas condiciones están medio difíciles de cumplir, luego entonces la homeopatía puede defenderse de aquellos que decimos que no funciona con el argumento de que "no seguiste las indicaciones". How convenient... mejor comer frutas y verduras, cuidarse de los cambios de temperaturas, evitar lugares de alto contagio (gripes y similares) y sobre todo no dejarse caer, porque la cabezota puede tener una GRAAAN influencia en cómo nos sentimos y yo creo que por ahí va la cosa.