Saturday, 31 May 2008

Precio y Crisis de los Alimentos

Ayer asistí a una plática de Rafael de Hoyos de la of. en México del Banco Mundial sobre la crisis y los precios de los alimentos. El tema iba a ser otro, apertura comercial y desarrollo económico, un tema que me llama la atención, pero Rafael cambio el tópico por lo actual del tema y porque ha estado trabajando en un artículo con otros dos autores. Rafael menciona tres principales causantes del incremento en precios de los granos: 1) Los subsidios politizados del gobierno de Bush a los agricultores para producir granos destinados a la producción de etanol; 2) Los especuladores sacando su partida y 3) el alto precio del petróleo; otros efectos que Rafael desestima como “marginales” y que creo que están jugando un papel importante son: 1) los cambios climáticos desfavorables y sus efectos en la producción agrícola; 2) el incremento en el consumo de carnes en países pobres con una creciente clase media (China, India, Vietnam, entre otros) hambrienta de platillos ricos en res, cerdo, aves, etc. y no tanto en granos.

Rafael terminó su presentación diciendo que, según su análisis, las buenas noticias eran que los que ya estaban jodidos en la pobreza son los que resultaran más afectados por la crisis de alimentos y dado que ya se tienen identificados solo habría que aumentarles la ayuda para sanear la crisis en estos hogares. ¡Claro! Así de fácil sería si fuera el caso que los más jodidos estuvieran siendo atendidos como se amerita. Para muestra un botón: 50% de la población en México está en la miseria y seguirá estando si seguimos con la misma cantaleta hipócrita de querer ayudar a los pobres haciendo casi nada, un dato que soltó alguien en la plática (no recuerdo quién) es que el subsidio a la gasolina en México es 5 veces el subsidio de todo el programa progresa-oportunidades, a eso le llamo ser insincero e ineficiente; yo sería uno de los perjudicados sin el subsidio a la gasolina, aún así irracionalmente (en el sentido clásico del término) estaría de acuerdo en redistribuir el subsidio de forma progresiva y a favor de los más pobres, si y solo si estuviera seguro de que el dinero no se quedara entre las telarañas de la burocracia o, peor aún, en las manos de alguna rata metiendo mano.

Otra vez, no soy experto en el tema (ni mucho menos) pero se me hace lógico considerar otras cosas aparte de las que consideran Rafael y sus coautores. Una artículo con detalles al respecto aparece en la edición de marzo de la revista Finanzas y Desarrollo del FMI; Amartya Sen plantea rápida y escuetamente como manejar un auto “ecológico” implica hambrear a alguien en un artículos en el NYT; la revista Das Spiegel también tiene artículos relevantes y Lorenzo Blanco comenta al respecto en su página de Facebook (creo que tienen que ser parte del selecto grupo de “amigos” de Lorenzo para poder leerlo). No tengo datos y el análisis gráfico que hizo Rafael me hacia legibles y lógicos sus argumentos, aún así creo que hace falta más detalle al respecto para sacar conclusiones firmes sobre qué es lo que realmente está pasando.

3 comments:

Alan Alejandro Martínez Cárdenas said...

En realidad yo estoy muy preocupado por la crisis de hambruna que se viene. No creo que la solución sea dar ayuda a los pobres, ya que como dices tu, ahora no la tienen, que esperanza podemos tener de que recibirán más de lo que ahora no tienen.

¿Por que todo mundo esta tan preocupado por como ordeñar a Pemex y no como alimentar al pueblo?.

No creo que las razones de lo que está pasando se puedan definir en 6 ó 7 puntos, ni 10; Creo que el problema es más extenso de lo que creemos y mucho menos creo que las palabras "alentadoras" de Rafael de Hoyos tengan algo de veracidad.

Palabras más, palabras menos... Es lo que siempre obtendremos de aquellos que no son afectados y qe piensan que el país va por buen rumbo.

Anonymous said...

Hola Rubén,
Sin pretender ser abogado del diablo, me plantearía lo siguiente: ¿podríamos pensar que si el tema de los especuladores es tan importante en el aumento actual entonces serán importantes en una eventual baja de precios futura? Vaya, no es que sienta una especial simpatía por los especuladores, pero entiendo un poco su función económica.
Aún más, de acuerdo con el link del FMI que pones, la influencia de los especuladores podría ser marginal. En fin, debo admitir que todavía no entiendo muy bien el problema.
En cuanto a la forma de atenderlo, estoy de acuerdo con Rafael de Hoyos de que, por lo menos en México, tenemos mecanismos para paliar el problema en el corto plazo. Si es verdad que el problema va a afectar o ya está afectando a los pobres, entonces tenemos a nuestra disposición un política de focalización cuyos beneficiarios podemos determinar principalmente por el Programa Oportunidades (pero ojo, Oportunidades no necesariamente llega a “los más pobres de los más pobres”).
Comparto tu crítica a la efectividad de la política social para sacar de forma efectiva a sus beneficiarios de la pobreza, pero debemos ser cautos al evaluar su relevancia para el tema de la crisis actual de alimentos. Creo que Rafael de Hoyos se refiere a que sabemos a quiénes asignarles las transferencias, mientras que el problema de efectividad de la política social tiene que ver con la formación de capital humano (por ejemplo, educación y salud). Así, una política coyuntutal, temporal en el marco de la crisis alimentaria no se preocupa por la formación de capital humana, sino por la asignación de transferencias.
Saludos,
Jorge.

Rubén Martínez Cárdenas said...

Hola Jorge,
Así es, en F&D mencionan que el efecto de la especulación en los precios de los granos puede ser marginal, "puede", considerando que la revista es del FMI "puede" puede significar muchas cosas jejeje. Rafael de Hoyos también mencionaba que unas semanas antes dio la misma presentación a un grupo de comerciantes mexicanos y gringos y les pregunto si estaban transfiriendo algo del aumento en precios a sus proveedores, la respuesta fue "NO", además aseguraron que era justo no hacerlo dado que normalmente operan sin ganancias en este tipo de productos "ya les tocaba a ellos ganar algo". Desde mi punto de vista, algo similar ocurre con los especuladores, están haciendo dinero de nada, solo de especular. El mercado de futuros, valores, etc. cumple una función importante sin embargo creo que el precio que cargan es alto y yo soy de los que no creen que las "estrellitas" de los mercados justifiquen sus ingresos, sin embargo así funcionan los mercados. Por cierto, como economista me entrenaron (no educaron) para entender cómo funcionan los mercados no ha respetarlos jejejeje, creo que muchos economistas no tienen claro esta diferencia.
Coincido contigo y Rafael en cuanto a que, dado que existe el mecanismo para paliar el problema de precios en alimentos el remedio de CP es relativamente fácil de aplicar. También pienso que es un desperdicio de recursos, una mera transferencia regresiva sin implicaciones de LP.
En fin, me gustaría hacer algo más que solo platicar del tema pero por ahora no hay mucho que hacer al respecto (de mi parte). Mientras a seguir los trabajos que gente como Rafael realizan.